Posteado por: Adhara | julio 31, 2008

Sneak peek: La sombra de Jylian

De lo que he escrito hoy a toda prisa entre cliente y cliente en el curro xP Sin betear así que lo siento por adelantado.

La última vez que Arel había visto la plaza de Las Rocas tan llena era para ver ahorcar a unos asesinos y poca gente sonreía con tranquilidad entonces. Ahora nadie miraba al cadalso, convertido en improvisada atalaya para una veintena de chiquillos que coreaban su nombre acompañado de una retahila de gritos de apoyo a la milicia, compensando así el no saber quién era Domya. Hubo un pequeño tumulto justo antes de que alcanzasen la entrada de la fortaleza, cuando un grupo de muchachas les cortó el paso. Entre todas empujaron a una fuera del grupo y Arel detuvo su caballo, imaginando que le había tocado en suerte ser la voz de las demás. Conocía a la chica porque solía ayudar a Sena en las celebraciones, cuando Jylian estaba al tanto de los calendarios, y tanto ella como sus amigas se habían vestido con sus mejores galas. Todas estaban además rojas como manzanas, aunque ninguna tanto como la portavoz.
– ¡Señor! – exclamó conteniendo la risa, aunque era imposible saber si se dirigía a Arel o a Domya, porque no se atrevía a mirarles a la cara. La chica que estaba a su derecha, una aprendiz en la herrería, la dio un fuerte codazo para que se enderezase -. ¡Señores! Bienvenidos… Señor comandante, nos preguntábamos… bueno, esto son buenas noticias para todo el pueblo. Y la gente quiere celebrar. Queremos celebrar su llegada y… y su valentía, señor comandante. Señores. Si les parece bien.
– ¡Lo que dice Lotte – gritó una voz anónima -, es que nos gustaría agasajar a los soldados que van a traer la paz!
Si Lotte o la voz desconocida dijeron una palabra más quedó ahogada por el rugido de asentimiento de la plaza. Arel miró a Domya, muy erguido en su caballo, y asintió para darle a entender que era su decisión permitir que los soldados se unieran a la fiesta. Incluso aunque Arel hubiera querido explicar a Lotte y a los demás la presencia de Domya en la frontera ninguno habría cambiado de opinión: la llegada de la escuadra del coronel presagiaba la paz aunque fuera a traer todo lo contrario. Nadie quería creer otra cosa.

Anuncios

Responses

  1. Suena genial :D Aunque ahora mismo me ha puesto un poco más taquicárdica. Supongo que releer Choque de Reyes en la cama no es buena técnica de relajación v.v

  2. Qué haces que no estás en el Messenger para pegarme todo lo nuevo? T_____T

    Cos, tú eres simplemente masoca T_T

  3. Quiero leer esta novela -_-

  4. betta es que esta todavia está sin terminar >.< si quieres te paso el nano del 2006


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: